Paisajista Marbella
Manuel García Ferreira Paisajista - Landscaper
Marbella - Málaga (España)
M: +34 607 54 07 74
T: + 34 952 77 42 95
Social Networks

Paisajistas Marbella | Taifa de Toledo. Jardines de al-Andalus.
3455
post-template-default,single,single-post,postid-3455,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-5.0.0,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-elpasiajista,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive
 

Taifa de Toledo. Jardines de al-Andalus.

Taifa de Toledo. Jardines de al-Andalus.

en el año 711 los musulmanes al mando de Tariq, conquistan la capital de la hispania visigoda, Toledo, la ciudad del Tajo. Tariq se instala allí con gran parte de su ejército hasta el encuentro en esta ciudad en el verano del 713 con Musa. Aquí comienza la historia del Toledo de la época musulmana, el Toledo de al-Andalus, que ellos llamaron madinat al-Muluk ( ciudad de los reyes). Mas tarde dirigida desde el califato de Córdoba con mas o menos sublebaciones y otras dificultades propias de la época, Toledo comienza la separación del califato sobre el año 1010, con las guerras civiles de Córdoba o fitna y se independiza definitivamente como taifa en el año 1035 tras la desintegracion del califato, y termina definitivamente integrada al reino cristiano de Castilla, con la conquista en 1085, por el rey Alfonso VI de Castilla,que llega hasta las murallas de Toledo  al frente de un gran ejército, el ejército del rey castellano, a penas tuvo que emplearse con las armas, debido al debilitamiento que sufrió Toledo bajo el gobierno del inepto rey al- Qadir. Este conquista la ciudad de forma no cruenta, mediante acuerdos, básicamente el rey cristiano se comprometía a proteger las vidas, bienes, inmuebles y demas propiedades de los musulmanes de Toledo; permitiendoles conservar sus mezquitas y baños públicos, así como a usar su lengua y religión; no cobrándoles mas impuestos que los que ya pagaran hasta entonces normalmente.Todos estos hechos dieron lugar a las famosas buenas relaciones de convivencia de la ciudad de Toledo, que durarían muchos siglos aún con la conquista cristiana, tambien sentaron las bases y el modelo en adelante para futuras conquistas cristianas de otros reinos taifas en al-Andalus.

Esta fórmula si la recordamos ya la inventaron los musulmanes en la conquista en el 711; ya que habían conquistas sin resistencia, por acuerdos y en este caso los habitantes del pueblo conquistado quedaban integrados en la nueva comunidad con ciertos derechos y respetos a su religión, lengua y propiedades a cambio de pagar unos impuestos, estos impuestos eran diferentes si eran cristianos, judíos o musulmanes, ya que sus tres religiones eran religiones abrahanicas, con un credo común. La otra fórmula era la conquista por las armas, sin acuerdos, entonces los vencidos perdían sus propiedades, sus vidas y en el mejor de los casos terminaban siendo esclavos de los vencedores. Por ello siempre se sopesaba la fuerza real del enemigo, para tomar una opción u otra.

En tiempos del califato, Abd al-Rahman III manda construir  al noreste de la ciudad de Toledo un recinto amurallado,  a el se accedia directamente por el puente de Alcántara, siendo inaccesible e independiente para el resto de la ciudad. En su interior se construyó una alcazaba defensiva con carácter estrictamente militar (seguramente en el mismo lugar que se encuentra la actual alcazaba), y una zona residencial, en la parte mas alta, dominando todo el paisaje y la misma ciudad, como pasaba en Madinat a´Zahra,  destinada al gobernador o dirigente de la ciudad, y después se destinaría al rey de la taifa, estas residencias palaciegas fueron ampliadas por los diferentes reyes de la taifa de Toledo:  Ismail al-Zafir 1032-1043, tras este gobierna su hijo al-Ma´mun (1043-1075) que llevó a la taifa Toledana a su mayor explendor, anexionando Valencia y la misma ciudad de los califas, Córdoba. Por último a al-Ma´mun, le sucede su nieto Yahyá al-Qadir (1075-1085) su ineptitud, provocaría la pérdida de muchos de los territorios conquistados por su abuelo, y finalmente la pérdida de Toledo y la entrega de esta al rey castellano Alfonso VI . Según relatos del historiador cordobés Ib Bassam, que recoge las narraciones del escritor Toledano Ibn Yabir, que cuenta como eran los jardines y estancias de estos palacios, podemos hacernos una idea, ya que de aquel tiempo quedan muy pocos restos, al menos visibles, en Toledo.

“ fueron conducidos a un segundo gran edificio que tenía un gran patio con flores y les hicieron entrar en una habitación que había sido tapizada con brocado de Tustar, bordados en oro y con cortinajes que pendían de los arcos (…..) A continuación les condujeron al salón de los perfumes que estaba situado en lo alto, sobre el rio y que era el mas lujoso de los salones.

Comenzaron a ser perfumados por el aroma de los pebeteros de plata que contenían aloe indio, mezclado con ámbar de Fustat.

nos sigue contando Ibn Yabir, que el mas bello era el salón al Mukarram, que tenía…

“ Unos estamques en cuyas esquinas se levantaban las figuras de unos leones de oro forjados con gran arte, que asustaban a los que les miraban con sus adustos rostros y que arrojaban agua de sus bocas en los estanques, con la suavidad de las gotas de lluvia o de las limaduras de plata.

En el fondo de cada estanque había una pila de mármol labrada del mejor mármol, de gran tamaño, forma peregrina y extraordinarios grabados, pues en sus lados aparecían figúras de animales, aves y árboles. En cada uno de los dos estamques, al agua envolvía un árbol de plata, alto, de extraordinaria forma y acabada factura, que estaban clavados en medio de cada pilón con la mas refinada técnica. El agua subía por ellos desde los dos pilones y se deslizaba desde lo mas alto de sus ramas como la llobizna o el rocío. Al entrar producía un murmullo que inclinaba el alma y se elevaba a la cima en una columna gruesa, producida a presión, deslizándose luego desde las aberturas y humedeciendo las figuras de aves y frutos con una lengua que era como una lima pulimentada y cuya belleza encandilaba a la vista “.

al-Ma´mun construyó una almunia en las afueras de la ciudad, sobre el Tajo, que se llamó salón de la noria,  sus restos, hoy se conocen como palacio de Galiana.

La Taifa de Toledo era una de las mas grandes y poderosas en al-Andalus, comprendía las actuales provincias de Toledo, Cuenca, Ciudad Real, Guadalajara, Cáceres, el norte de la actual Albacete, Madrid hasta la sierra de Guadarrama y en una época también gran parte de la taifa de Valencia, y  la mismísima capital de los califas,Córdoba. 

La Taifa de Toledo estaba situada en la marca media, fronteriza con el reino de Castilla  por encima de ella se encontraba Zaragoza que constituía la marca alta, fronteriza con los reinos de Navarra y Aragón; por ello, eran denominadas marcas las zonas fronterizas con los reinos cristianos.En la época de los reinos de Taifas, lejos de producirse un declive en cuanto al desarrallo de la cultura en general, esta época marcó un constante enriquecimiento y desarrollo en todas las artes, sobre todo en la arquitectura y la jardinería. los reinos taifas tenían una gran competencia entre ellos por demostrar su poder, su mayor nivel cultural, mejores palacios y jardines mas bellos y refinados, y como todas las competencias sanas, da a la creatividad del hombre alas para alcanzar lo que en principio parece inalcanzable. No hay mas que leer los relatos de los jardines de al Ma´mun, para dejar volar nuestra imaginación y navegar hasta aquel jardin de fábula y fantasía en plena edad media, en el corazón de la legendaria al-Andalus. con estas narraciones y los restos que han llegado hasta nuestros dias de aquella avanzada civilización, podemos pensar, que todo Occidente podría haber sido otro muy diferente de no haber bebido de las fuentes de la ciencia y la cultura de al-Andalus. Las normas constructivas sus estilos y el modelo a seguir, tanto de los edificios y la de su jardinería, seguirían los cánones y normas de lo ya establecido en el califato de Córdoba, sobre todo del modelo de Madinat al-Zahra. Esto ocurriría  también en el resto de las taifas en al-Andalus.

He querido presentar Toledo de forma muy general y como introducción a otros dos artículos sobre dos monumentos que se conservan en la actualidad en Toledo, que a mi personalmente siempre me han gustado mucho, y me parecen muy interesantes, como son la Mezquita del Cristo de la Luz de época califal y la sinagoga de Santa María la Blanca. Toledo encierra tanta cultura entre sus muros, que se necesitaría una vida entera para poder conocerlos, y otra para poder narrarlos.