Paisajista Marbella
Manuel García Ferreira Paisajista - Landscaper
Marbella - Málaga (España)
M: +34 607 54 07 74
T: + 34 952 77 42 95
Social Networks

Paisajistas Marbella | Reales alcázares de Sevilla.
3704
post-template-default,single,single-post,postid-3704,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-5.0.0,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-elpasiajista,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive
 

Reales alcázares de Sevilla.

Reales alcázares de Sevilla.

Nuestro interés lo vamos a centrar en la zona del real Alcázar de Sevilla. Durante los siglos IV al VIII la zona del alcázar estaba destinada a uso funerario y religioso, es en la zona del actual patio de banderas donde se han encontrado restos de enterramientos cristianos de época visigoda, así como algunos elementos constructivos procedentes de la misma época de grandes edificios religiosos. Algunos arqueólogos e historiadores afirman que la basílica de San Vicente, sepulcro de san Isidoro de Sevilla se encontraba en la zona del patio de banderas del actual alcázar. El alcázar de Sevilla está dentro de sus murallas defensivas, en el mismo centro actual de la ciudad; su construcción data del inicio de la alta edad media, sus construcciones van desde los estilos islámicos de la época almohade, al mudéjar y el gótico por parte de los reyes cristianos, es el resultado de un proceso de construcción y destrucción, debido a sus diferentes moradores en el tiempo y al estilo arquitectónico dominante de cada época.

A partir del 711 comienza la dominación musulmana en Sevilla, en un principio, los musulmanes se limitarán a rehutilizar los edificios e infraestructuras ya existentes; en el 844, Sevilla quedará arrasada por la invasión de pueblos vikingos. No es hasta la proclamación de Abd al-Rahman III como califa independiente cuando se construye en Sevilla bajo su mandato el palacio del gobernador Dar al-Imara, mas tarde, en el 1031 con la extinción del califato, Sevilla se convierte en un importante reino taifa, bajo el dominio de la dinastía abbadí; Abu al-Qasim Muhamad ibn Abbad, es el primer rey taifa de Sevilla, bajo su mandato empieza a construirse una nueva ciudad, pero el verdadero promotor del gran cambio de la ciudad de Sevilla fué su descendiente Abbad ibn Muhamad ibn Ismail ibn Abbad llamado al-Mutadid ( el protegido de Dios ) reina desde el año 1042 al 1069, se cree que este rey, de la taifa Sevillana, pudo ser el primero que fortificara un palacio en la zona del actual Alcázar.

Su hijo Abu al Qasim Muhamad, llamado al-Mutamid le sucede en el trono (su reinado durará desde el 1069 al 1090), consolidando el reino heredado y creando uno de los centros intelectuales de mayor esplendor de la época; el propio al-Mutamid era un gran poeta. Durante el reinado de al-Mutamid Sevilla experimenta su mayor expansión, ocupando prácticamente lo que es hoy toda Andalucía y el sur de Portugal.

Desde la conquista de Toledo por el rey Alfonso VI, los reinos cristianos tomaron mayor fuerza, a esto se unió la debilitación de los reinos taifas debido a sus luchas constantes, lo que obligó a los reinos taifas a pedir ayuda a sus hermanos de fe del norte de África los Almorávides. Mas pronto que tarde, los almorávides atacan a las taifas que en principio iban a ayudar, primero a la taifa de Granada, la mas desprotegida, conquistandola y creando en esta su capital; en el año 1091 conquistan la taifa de Sevilla.

La historia se vuelve a repetir, y el pueblo Almorávide se acomoda, se degrada y se va debilitando, esto trae como consecuencia la entrada de otro pueblo norteafricano, los Almohades que llegan a al-Andalus en el 1170 comenzando su conquista. A inicios del siglo XII Los Almohades hacen de Sevilla su capital y esta vive con ellos su máximo explendor, crean una nueva muralla de la ciudad, quedando hoy en dia piezas tan conocidas como la torre del oro o la torre de la plata, edifican una nueva mezquita que ocupaba el lugar que ocupa hoy la catedral, quedando restos tan emblemáticos como su alminar (la giralda ) y parte del patio de los naranjos de la antigua mezquita.

Se cree que la dinastía Almohade, derribó todas las construcciones palaciegas creadas con anterioridad, incorporando el nuevo alcázar almohade a las nuevas fortificaciones.

El 23 de Noviembre del 1248 Fernando III conquista Sevilla, el rey castellano se instala en el palacio almohade, donde vivió hasta su muerte el 30 de Mayo de 1252.

El alcázar de Sevilla.

El alcázar de Sevilla se encuentra en pleno corazón de la ciudad, junto a la catedral. Su acceso principal es la puerta del león, llamada anteriormente de la montería, recibe su nombre por la cerámica de Mensaque del siglo XIX que adorna su fachada, se cree que esta puerta se abrió en el siglo XIV con la construcción del palacio mudéjar de Pedro I de Castilla. Las murallas que delimitan el actual alcázar, corresponden a diferentes épocas desde la Omeya, la abbadí, la almohade y la cristiana.

Sala de la justicia.

      

La sala de la justicia o sala del consejo, es la primera obra mudéjar del Alcázar, la construye Alfonso XI ( mediados del XIV ) . Esta sala es cuadrada, con labrados en sus paredes de yeserías donde se muestran elementos tradicionales musulmanes con otros castellanos, lo que da que pensar “ el buen rollito “ que había en la época entre ambas religiones y pueblos. Esta sala pertenecería al cuarto del yeso, posible residencia de Pedro I antes de construir su propio palacio. Esta sala de la justicia es heredera por completo de la tradición musulmana, tanto por sus yeserías como por su distribución y el volumen de sus espacios; dispone de una fuente central con un canal de agua que desemboca en el patio del yeso.

      

El patio del yeso dispone de una alberca central, al mas puro estilo de los jardines de al-Andalus, la fuente de la sala del yeso, vierte su canal de agua en esta alberca, un enmarcado de mirto rodea el total del perímetro de  la alberca es la única vegetación de la que dispone este patio, su pórtico derecho pertenece al palacio almohade del siglo XII, constituyendo seguramente la única construcción de la arquitectura civil almohade que se conserva en España, mostrándonos las características mas importantes a nivel artístico de esta dinastía; arcos de alambiques con decoración romboidal calada en el arco central, y arcos polilobulados a ambos lados. También conjuga con el estilo  almohade, en otros paramentos los típicos arcos de herradura de la herecia califal, esto ocurre también en el palacio que construirá Pedro-I en el mismo alcázar. Esta zona es de la misma época que los palacios nazaritas de la Alhambra de Granada. En 1364 Pedro I de Castilla construye el palacio mudéjar, que se conserva practicamente en la actualidad, el palacio mudéjar de Pedro I es considerado el mas rico ejemplo de la arquitectura mudéjar en España.

Son posteriores en el tiempo la capilla gótica, el apeadero, el patio de la montería, los grutescos y sus jardines.

El patio de la montería sirve como distribuidor de los palacios construidos en diferentes épocas y estilos como son el palacio mudéjar, el palacio gótico y la casa de contratación, el espacio que ocupa este patio formó parte integrante del palacio musulmán del siglo XII, que fué destruido por el terremoto que sufrió Sevilla en el 1356, la configuración actual de este gran patio pertenece por tanto a la reconstrucción del año 1364 llevada a cabo por Pedro I, en la misma época que su palacio mudéjar. Pedro-I tambien llamado Pedro el cruel por algunos y Pedro el justiciero por otros, era un rey de fuerte carácter, que amaba la cultura, las vestimentas y la arquitectura islámica, tenía como mejor aliado al rey de Granada, por lo que en la construcción de su palacio tuvo toda la ayuda de este, incluso era aliado en las batallas. Se decía de Pedro-I que tenía costumbres y forma de vida musulmanas, tambien le gustaba vestir a la manera musulmana. Por todo ello no es de extrañar que la construcción de su palacio tambien se hiciera al estilo islámico, muy cercano al estilo granadino de su época.

Palacio mudéjar de Pedro I.

Se construye entre el 1356 y el 1366 por el rey Pedro I, intervinieron artesanos de Granada, Toledo y los propios de Sevilla; tuvo como la Alhambra, algunas transformaciones por parte de los reyes católicos y los primeros Austrias. 

El palacio mudéjar está construido sobre antiguas edificaciones musulmanas. Este palacio servía como residencia privada del rey Pedro I, siendo el palacio gótico el lugar de audiencias y protocolario de su gobierno, el palacio gótico se construye un siglo antes que el palacio mudéjar por el rey Alfonso X.

el patio mas espectacular sin duda de todo el Alcázar es el patio de las doncellas, patio central y de distribución del palacio mudéjar de Pedro I. Dispone de una gran alberca central alargada que forma un eje axial que distribulle simétricamente el resto de los espacios arquitectónicos del patio, esto es lo tradicional tanto en los patios persas como en los de al-Andalus. Dispone este aljibe a ambos lados de unos jardines rehundidos también clásicos en este estilo, y corredores con dobles columnas de mármol blanco que soportan arcos lobulados, se observan capiteles originales de la época califal, los mismos que podemos ver en Madinat al-Zahra, restos evidentes de su expolio. La planta superior fué añadida en el año 1540 por Carlos V, su estilo renacentista contrasta con la arquitectura mudéjar primitiva de este bellísimo patio.

en el año 1572 Felipe II cambió la estructura del patio, enlosando toda su superficie y disponiendo en el centro una fuente, al inicio del siglo XXI se escabó el patio, descubriendo el jardín original que creara Pedro I, tras la restauración ha recuperado su estructura original. En tres de sus lados el patio da acceso en la planta baja a las habitaciones del palacio, en uno de sus lados queda adosado al palacio de Alfonso X, sin acceso a este, por lo que solo presenta de la galería que cierra el patio.

de momento termino este primer artículo sobre el alcázar de Sevilla, pero dará para algunos mas, se los merece………………..