Paisajista Marbella
Manuel García Ferreira Paisajista - Landscaper
Marbella - Málaga (España)
M: +34 607 54 07 74
T: + 34 952 77 42 95
Social Networks

Paisajistas Marbella | mezquita del Cristo de la luz de Toledo.
3520
post-template-default,single,single-post,postid-3520,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-5.0.0,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-elpasiajista,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive
 

mezquita del Cristo de la luz de Toledo.

mezquita del Cristo de la luz de Toledo.

la mezquita del Cristo de la luz, es una de las mas antiguas de al-Andalus; en ella se puede apreciar una calzada Romana, que atraviesa bajo tierra la mezquita, resquicio del asentamiento Romano en Toledo, la propia mezquita es de época califal y atesora entre sus muros mas de un milenio como ermita Cristiana, actualmente está dessacralizada. A esto hay que añadir que una ermita cristiana conserve el nombre de mezquita del Cristo de la luz. Durante el reinado visigodo en el siglo VII ya era un lugar de culto, reutilizandose gran parte del material existente para construir la mezquita; lo mismo que pasó con la mezquita de Córdoba.

en la fachada suroeste, hay una inscripción que data la construcción de la mezquita y dice: “ en el nombre de Alá, hizo levantar esta mezquita Ahmad ibn Hadidi, de su pecunio, solicitando la recompensa ultraterrena de Alá por ella y se terminó con el auxilio de Alá, bajo la dirección de Musá ibn Alí, arquitecto, y de Sa´ada, concluyendose en Muharram del año de la égira trescientos noventa ( diciembre de 999 cristiano); esta inscripción supone algo singular y único en el islam de occidente, por haber sido elaborada exclusivamente con fragmentos de terracota, de ladrillos de los que se usaban normalmente para la construcción, y por hacer constancia de la antiguedad de esta mezquita.

el conjunto edificado que podemos ver en la actualidad, es el resultado de la rehutilización de una mezquita en iglesia cristiana a partir del siglo XII tras la conquista de la ciudad por Alfonso VI, este cede el edificio por medio del arzobispo de Toledo Gonzalo Pérez a la orden de los Hospitalarios de San Juan , bajo la advocación de la santa cruz, posteriormente se consagró a una imagen de la virgen de la luz, de ahí su nombre de Cristo de la luz.

Tan importante fué su uso como mezquita, que duró menos de cien años, como su uso como templo cristiano que duró ochocientos años. Este hecho se repite en la mezquita de Córdoba. las similitudes en cuanto a su arquitectura, los adornos en sus fachadas y arquerías, se asemejan mucho a la ampliación de la mezquita de Córdoba realizada por Al-Hakam II; claro está que el tamaño grandioso de la mezquita de Córdoba no lo tiene la del Cristo de la luz, también se entiende que mientras una era la mezquita aljama de la capital del califato, la otra era una simple mezquita de barrio.

La estructura de esta mezquita es casi cuadrada, de unos 9mtr. de ancho; dispone de pilares visigodos, que  soportan y dan forma a nueve bóvedas de crucería de época califal, todo ello está soportado por unos bellísimos arcos de herradura. la ampliación cristiana que se realizó en el 1187, lo forman un tramo recto con bóveda rebajada de ladrillo y un tramo absidial con bóveda de medio cañón. Se conservan frescos del siglo XIII  e inscripciones decorativas de gran interés.

En cuanto al jardín de la mezquita del Cristo de la Luz, hay que decir que su trazado es el del Chaar-bag típico persa, que fué instaurado en al-Andalus por el califato y que le llamamos jardín de crucero por tener dos ejes de simetría que se intersectan en sus centros, creando un elemento de agua, en este caso una pila con surtidor, y que es el diseño típico en muchos jardines de palacios y mezquitas en al-Andalus, hay que observar, que es un jardín cuya plantación y estructura es moderna, sin agua en sus fuentes ni canales, muy abandonado, que las plantas que lo integran no son ni mucho menos las mas idoneas para un jardín de la época y que lo mejor de este jardín es su pila de agua central, que parece original. Es muy habitual que los jardines de estos monumentos tan importantes, tanto en Toledo como en otros lugares, estén creados sin un criterio acorde con el monumento al cual acompañan, de esta manera dicho monumento cuando menos queda exento de parte de su alma, del  jardín que un dia lo acompañó y realzó y dió mas valor a las lineas arquitectónicas del propio monumento. Esta es una asignatura pendiente muy generalizada en España, y que se deviera cuidar mas.