Paisajista Marbella
Manuel García Ferreira Paisajista - Landscaper
Marbella - Málaga (España)
M: +34 607 54 07 74
T: + 34 952 77 42 95
Social Networks

Paisajistas Marbella | Conquista de Al-Andalus.
2788
post-template-default,single,single-post,postid-2788,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-5.0.0,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-elpasiajista,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive
 

Conquista de Al-Andalus.

Conquista de Al-Andalus.

Tras la muerte del rey visigodo Witiza, en el año 710 los nobles eligen como sucesor a Roderico ( Rodrigo), pero los partidarios de Witiza querían como rey a Aquila II, por lo que pactan en secreto con Don Julián conde de Ceuta, antiguo gobernador de Tánger y Ceuta, que le pone en contacto con responsables de los ejércitos musulmanes en el norte de África, para que les ayudasen a destronar a Roderico, se cree que este ejército que venía sería pagado, pero no con territorios, sino con oro Visigodo. En la primavera del 711; un grueso de tropas musulmanas compuestas por árabes y Sirios y en mayor número por bereberes y mauritanos, dirigidas por el general Tariq Ibn Ziyad ( de origen bereber) gobernador de Tánger ( lugarteniente del gobernador del norte de África Musa ibn Nusair)  cruzan a la península desde Gibraltar, y sin ninguna oposición, toma todo lo que es hoy la provincia de Cádiz, instalándose en Algeciras ( llamada en aquel tiempo Julia Transducta)  Roderico que estaba luchando en el norte de la península, al enterarse de la invasión musulmana, baja para presentar batalla a los africanos, los dos ejércitos, musulmanes y visigodos se enfrentan en la batalla de Guadalete  ( cerca de Algeciras) Roderico muere en la batalla y sufre una gran derrota, tras esta victoria musulmana, el ejército musulmán, se desplaza hasta Écija, tras el resto del ejército derrotado donde se vuelven a enfrentar a los visigodos, derrotándolos por completo y creando una huida generalizada. Tariq Ibn Ziyad conquista todos los territorios por los que  pasa, llegando hasta el norte, conquistando la capital Toledo y después Zaragoza, Musa, el gobernador del norte de África se le une mas tarde con un ejército mas numeroso. En el 718 toda la península estaba tomada por los musulmanes, a excepción de las zonas nórdicas montañosas pobladas por vascones y astures. El ejército que fue llamado en un principio en calidad de mercenarios, para arreglar conflictos internos, rápidamente vio la debilidad y aprovechó la oportunidad de apoderarse de toda la península, así lo hicieron, llegando hasta Francia, en el 726  todo el territorio franco del Languedoc y la Borgoña era musulmán, pero seis años mas tarde, el ejército musulmán  comandado por el emir de al-Andalus Abd al-Rahman ben abd al-Gafiqi, fué derrotado y muerto en la batalla de Tours también llamada batalla de Poitiers (732) por Carlos Martel rey franco ( apodado el martillo), instaurador de la dinastía merovingia ( abuelo de Carlo Magno), esta batalla fue decisiva para frenar definitivamente la invasión musulmana más allá de los Pirineos. En campañas posteriores los musulmanes fueron paulatinamente expulsados del reino franco hacia los Pirineos,  en el 759 fueron totalmente expulsados.

A todo el territorio conquistado al otro lado del Mediterráneo le llamaron Al-Andalus.

Desde el 716 la capital fue Córdoba, dirigida por un gobernador designado desde Damasco. Los musulmanes se hicieron con la Península rápidamente, sin oposición, ya que  sus habitantes estaban muy oprimidos por los grandes impuestos que soportaban de los visigodos y vieron en los musulmanes un ejército que les iban a liberar definitivamente del yugo visigodo; así mismo los musulmanes provenientes de Arabia, Jordania, Siria y sobre todo bereberes y mauritanos , respetaron a la población cristiana y judía por ser religiones Abrahanicas, como el Islam. 

Los musulmanes traen consigo toda la riqueza jardinera acumulada durante mas de tres mil años, de los jardines de la antigua cultura de Egipto, Mesopotamia Persia y los jardines del imperio bizantino, ellos encuentran en la península la riqueza de los jardines Romanos de Hispania y el arco de herradura visigodo; con la conjunción de toda esta riqueza jardinera, se crean los maravillosos y legendarios jardines de Al-Andalus.

Hay que considerar y tener en cuenta, que la dinastía Omeya, ya conocía los jardines de estilo cuatripartito de los palacios Sasánidas, de los helénicos de Antioquia y los de Alejandría; y mucho más probable, es que tomaran como ejemplos de jardines, el de los palacios y villas romanas próximas a Damasco, donde instalaron la dinastía Omeya su capital; así que no descubrieron los jardines romanos en hispania, sino que ya les eran conocidos antes de la invasión. El arco de herradura si lo encontraron en la península ya que era habitual en la cultura visigoda, y lo incluyeron en la construcción de los nuevos jardines de al-Andalus.